FIESTA DE DON BOSCO

En la fiesta de Don Bosco, quiero saludar a todo el Proyecto Salesiano de Tijuana, es una ocasión para recordar lo grande que es Dios en su amor para cada uno y especialmente, para los jóvenes pobres. Nuestra misión es tan necesaria en nuestra ciudad. Don Bosco, en nosotros sus hijos y en los que llevan adelante la misión salesiana, sigue siendo necesario para mostrar ese amor de Dios a los jóvenes pobres, vulnerables, los que necesitan saber que son amados por Dios.

Don Bosco hoy en su día nos recuerda que nos quiere a todos en el Paraíso, Él no se cansa de decirnos con fuerte voz que nos quiere felices hoy y en la eternidad; por eso como Él, también nosotros, ponemos nuestra mirada en una meta alta, en un proyecto de realización de nuestra vida, en la generosidad y no nos dejamos abatir por nuestros orígenes, por las circunstancias, y por las realidades adversas. La meta es llegar a ser felices con Dios en la eternidad y nuestro Padre Don Bosco, allá nos espera desde el 31 de enero del 1888. Hoy en el 2020 nosotros caminamos y ponemos la mirada en el cielo y los pies en la tierra. Caminamos en comunión con toda la Familia Salesiana que en 134 países hacen vivo el carisma de Don Bosco.

FOTONOTICIA

Publicaciones Recientes