La Presencia Salesiana en Tijuana, culmina sus actividades de verano con una “Marcha por la Paz”


Jugar, correr, saltar, brindar un espacio de paz, eso han querido ser nuestro campamento de verano salesiano en Tijuana, conocido como VAFEJE.

Durante las semanas que vivimos la experiencia de VAFEJE, el lema del aguinaldo propuesto para este año “haz todo por amor, nada por la fuerza”, aunado al valor de la Paz, tiñeron nuestras semanas en las cuales más de 130 animadores, acompañaron con diferentes propuestas educativas y lúdicas alrededor de 400 niños y adolescentes.

Mientras a nuestra ciudad la azota una ola de violencia donde las cifras nos indican que en la primera mitad de año ya van más del 2000 muertos, mucha gente inocente paga el precio por estar en el lugar o día equivocado o simplemente el querer ayudar, brindar los últimos sacramentos como lo fue el caso de nuestros dos hermanos jesuitas el pasado 23 de junio, cuando sus vidas fueron arrebatas por querer auxiliar en sus últimos momentos a una persona que había escapado de sus secuestradores en otro estado del norte.

Frente al llamado de nuestros obispos a orar por la Paz, nosotros como creyentes del evangelio donde sabemos que, para construir y vivir la paz, debemos ser constructores de la misma con acciones concretas, con ejemplo de vida que convenzan, pero sobre todo hablando con la verdad, dando testimonio de la verdad y de la justicia en todos nuestros ambientes, en forma especial en los ambientes juveniles de cada una de nuestras obras en Tijuana.

Para nosotros fue llegar, a ese joven, adolescente, niño, niña y brindarles un espacio seguro, un espacio donde juntos construimos la paz, muchas veces a partir de una sonrisa, antes que un ceño fruncido, con una palaba que aliente, que levante antes que, destruya y lastime.



Cada patio salesiano en el que jugamos en estas semanas fue un momento de encuentro, de sana convivencia, un lugar donde resolvemos los problemas sin usar la violencia física y verbal.

De ahí la importancia de cada uno de nuestros animadores como esos educadores que acompañan y guían a través del ejemplo y de las diferentes actividades a los educandos y sin duda alguna la presencia del referente salesiano que con la mira de Cristo buen pastor, sabe calmar a las ovejas y acercarlas al rebaño.

Para culminar las actividades de verano, nos reunimos todas las obras y realizamos una marcha por la Paz, con la frase “la paz comienza por una sonrisa”, con cantos, alegría, carteles y un clima de familia como nos caracteriza caminamos por las calles de Tijuana, transmitiendo este sentimiento a la comunidad, posteriormente nos reunimos en torno a la eucaristía para seguir pidiendo por esa paz que queremos en casa, , en las colonias y en nuestra ciudad, continuamos luego con la presentación de números artísticos y culminamos nuestro encuentro con los alimentos y un rato de juegos entre todos lo que asistimos.

Como Proyecto Salesiano Tijuana, como parte de la iglesia católica mexicana que somos, no podemos estar al margen o indiferentes al dolor que va sembrando la delincuencia y el crimen organizado, por eso nuestros espacios cada día más los queremos impregnar de esos valores que debemos seguir rescatando para alcanzar la paz y la justicia social la cual tanto queremos y defendemos.






FOTONOTICIA

Publicaciones Recientes