“LA VALENTIA DE VIVIR”




Desde Proyecto Salesiano Tijuana, les saludamos amigos del carisma de Don Bosco. Y con gusto les hago llegar mi sencillo aporte de cada mes como saludo para que los anime a seguir adelante aun en los momentos de dificultades de carencias, de enfermedades. En nuestro saludo mensual queremos informar de lo que sucede en el PST, pero también queremos formar y entusiasmar a seguir adelante en este carisma y misión que es la obra de Don Bosco.


En cada jornada de la misma vida, hay tanto para agradecer y tantos motivos para alegrarnos y también otros para llorar y para estar al lado de quienes sufren. Proyecto Salesiano Tijuana ha podido abrir retomar el uso de mesas y sillas en el “Desayunador Salesiano” y eso nos llena de entusiasmo porque reforzamos la tarea de dignificar a las personas que llegan como usuarios de esta presencia de la misión salesiana.


Queremos seguir ofreciendo herramientas para el cambio personal y en ese esfuerzo contribuir al cambio social. El desarrollo de la comunidad se alcanzará en la medida que todos tengamos fuertes las habilidades humanas y por eso queremos asegurar alimentación, limpieza y salud, en el desayunador y en los oratorios y demás presencias educativas queremos reforzar todas las habilidades humanas; construyendo espacios seguros, construyendo centros de paz, sanando los tejidos de la sociedad, cuidando a las familias y haciendo que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes tengan un pedacito de cielo en nuestras presencias.


El pasado 20 de junio ha sido el día internacional del refugiado y en nuestro Proyecto Salesiano Tijuana lo hemos celebrado. Porque PST quiere ser un acompañante y un espacio para las personas que se han visto obligadas a salir por la pobreza o por la violencia; tantos jóvenes y familias han salido para proteger su vida, para cuidar a su familia; han salido huyendo, buscando salvar la vida. Por eso al pensar en todo lo que pasan estos jóvenes y estas familias pensaba en la “Valentía de vivir”.


En Proyecto salesiano Tijuana queremos que cada una de las seis presencias se vuelva un pedacito de cielo y espacios seguros para desarrollarse integralmente el ser humano. Queremos que cada uno de los niños y de las niñas y de los muchachos encuentre una casa salesiana y en ella un lugar, espacio y personas que le cambien la vida. En PST pensamos en Don Bosco, a quien le entusiasmaba dar a conocer el bien que se hacía y cómo su sistema educativo y evangelizador transformaba la vida de sus muchachos. Don Bosco estaría feliz también de dar a conocer lo que hoy sucede a muchos jóvenes en los oratorios, en la Parroquia, en las escuelas y en el Desayunador Salesiano.


Con las actividades de Julio especialmente el “Verano Salesiano” y el “VAFEJE” (vacaciones Felices con Jesús) muchos se sienten gozosos en estas casas de don Bosco donde han encontrado amigos y patio con los que compartir, una escuela que les prepara para la vida, un espacio de vida que les hace conocer en libertad a Dios, y una casa que acoge incondicionalmente y les asegura la paz y un trocito de cielo. Juntos nos cuidamos, aprendemos y brillamos porque nos mueve la Esperanza y sabemos que las acciones preventivas y de cuidado contribuyen a ser personas de amistad, más fuertes y seguras, solidarias, generosas y empáticas. ⠀


En el PST, en cada una de las obras y presencias estamos trabajando para salir adelante, reconocemos que sólo trabajando juntos podremos recuperarnos de la pandemia, de la pobreza y de las situaciones que nos duelen de nuestra sociedad. Por eso, con Don Bosco hoy también nosotros decimos “Un pedacito de cielo lo arregla todo”. Sigue ayudándonos, continúa cooperando y no nos sueltes de tu mano.


P. Agustín Novoa Leyva SDB

Director de Proyecto Salesiano Tijuana A.C.

FOTONOTICIA