top of page

Salesianos en Tijuana. Una casa en las fronteras

Por Editor BSOL -marzo 13, 2023


A sólo 30 m de la frontera con Estados Unidos se encuentra una casa salesiana en México que presta numerosos servicios a los jóvenes, a los pobres y a los migrantes, en la zona de la frontera terrestre más transitada del mundo, en una ciudad cuya población se ha triplicado en los últimos 30 años y en una zona mundialmente famosa por el muro que separa el México de los Estados Unidos.


Los salesianos llegaron a la ciudad de Tijuana, Baja California (México), en la fiesta de San José, el 19 de marzo de 1987

Es a finales de la década de los ochenta que el padre Inspector de entonces, miro hacia la frontera norte de México señalando que las presencias del norte deberían de ser unos “pulmones” que dieran aire purificado a la misión y a la vida apostólica y religiosa de la Inspectoría Salesiana. Con esa intención y queriendo dar una respuesta a tantas necesidades de la ciudad, los salesianos se dieron a la tarea de conseguir espacios para implantar oratorios en la ciudad. En menos de una década se lograron 9 oratorios donde los jóvenes encontraron casa, patio, escuela e iglesia. Con el paso del tiempo y focalizando la atención en diversas necesidades, se confirmaron seis obras-presencias colocadas en distintas colonias populares de la ciudad, formando el Proyecto Salesiano Tijuana. Cada una de ellas alberga diversas instituciones dando vida a más diez frentes de trabajo.


La primera de las obras fue la Parroquia y Oratorio María Auxiliadora, ubicada en la “Colonia Herrera”. Tanto la parroquia como el oratorio, van atendiendo diversas problemáticas de la colonia. Se van dando pasos en un convenio con la OIM (Organización Internacional para las Migraciones) para allí mismo ofrecer un centro comunitario de salud con asesoría legal, psicológica y cuidados de médicos. En el territorio parroquial se encuentra el alberge para familias migrantes llamado “Pro amore DEI” al cual, se le acompaña con diversas actividades. Este Oratorio de María Auxiliadora va ofreciendo talleres de corta duración y flexibles, que favorecen oportunidades de aprendizajes diversos, todos para el bien de las familias; asisten a estos talleres niños y familias en situación vulnerable. Algunos de estos talleres son: taller de corte y confección, taller de belleza, taller de escuelita de futbol, taller de zumba, taller de guitarra y taller de computación, asesoría psicológica y educación para adultos o jóvenes fuera del rango escolar en convenio con el INEA (Instituto Nacional para la Educación de los Adultos).


Otra de las presencias en la ciudad es el Oratorio San Francisco de Sales, ubicado en la colonia

Castillo en la zona centro de la ciudad. En esta presencia alberga también diversas instituciones, entre ellas: una de las sedes de la residencia de la comunidad religiosa, el Oratorio, las oficinas de la COMAR (Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados) que en colaboración con el ACNUR (Agencia de la ONU para los Refugiados) dan servicio a los solicitantes de refugio (se ofrece carnet de identidad, bolsa de trabajo, apoyo legal) y las oficinas del Proyecto Salesiano Tijuana. Es un conjunto de servicios a los más desfavorecidos: extranjeros que llegan a la ciudad buscando refugio y una atención digna a sus derechos. En el oratorio se atiende a las familias de la colonia con talleres flexibles y ágiles brindando espacio de crecimiento (es una colonia de gente trabajadora que en los últimos años sufre mucho por la venta de droga y asesinatos a causa de esta situación). Para el Proyecto Salesiano Tijuana ha sido y es de gran importancia la apertura a la creación de redes y alianzas con diversas instituciones que fortalecen y propician la ayuda a los jóvenes, a los migrantes y a las familias en situaciones vulnerables.

El Oratorio Domingo Savio está en el corazón de la colonia “Sánchez Taboada”. Esta colonia es muy particular. Según estadísticas recientes, la delegación Sánchez Taboada tiene el primer lugar en violencia en la ciudad. En esta demarcación fueron asesinadas 146 personas en menos de cinco meses, convirtiéndose en la colonia más violenta; pues fue donde se registraron más homicidios dolosos. Es aquí donde se encuentra nuestra presencia salesiana que va desarrollando servicios diversos. Una presencia que especialmente quiere brindar esperanza a las familias y oportunidades a los niños. La situación de violencia, de pobreza y la ubicación orográfica de la casa salesiana exigen un constante apoyo económico para mantener instalaciones y para conseguir personal adecuado que pueda ofrecer servicios educativos. Entre las actividades que ahora se tienen son: taller de futbol, taller de guitarra, taller de voleibol, taller de regulación escolar para los niños y adolescentes, taller de inglés y taller de computación. En este oratorio, como en las otras cinco presencias se ofrece la catequesis sacramental, y los servicios y celebraciones litúrgicas en la capilla.

Oratorio San José Obrero está ubicado en la zona este de la ciudad en la colonia llamada “Ejido Matamoros”. Es una presencia que cuenta con instalaciones deportivas que ofrece servicios a una gran cantidad de jóvenes, niños y adultos que llegan a jugar el futbol; en el transcurso de una semana pasan por este espacio de deporte más de mil usuarios. En este oratorio también el Movimiento Juvenil Salesiano se manifiesta con un fuerte asociacionismo, especialmente para adolescentes y niños, que cuenta con el movimiento de Amigos de Domingo Savio, los acólitos, los coros. La Capilla del Oratorio ofrece servicios litúrgicos cotidianamente abiertos a la comunidad. La presencia salesiana en este oratorio también cuenta con un bachillerato o escuela media superior que por estar ubicada en esta zona de gran crecimiento de la ciudad puede seguir prestando un servicio educativo de gran necesidad y deberá crecer en el número de alumnos y en la calidad de sus servicios educativos.


El Oratorio San Juan Bosco se encuentra en la colonia Mariano Matamoros en el Florido. Es un oasis de paz en la zona este de la ciudad y así lo llamamos, porque en el 2022 se registraron aquí también 92 asesinatos. Esta presencia salesiana se sitúa en una zona de asentamientos de familias que trabajan en las “maquilas” y allí la obra salesiana ha desarrollado una presencia grande y compleja que consta de cuatro instituciones: el refugio Don Bosco (un albergue para mujeres y niños, que funciona desde diciembre del 2021), el colegio Don Bosco (una escuela con 200 alumnos, niños y niñas, que cursan la educación primaria) el oratorio – centro juvenil (acoge a niños, grupos de jóvenes, deportistas de la liga de soccer y básquet, grupo de ballet folklorico, talleres) la capilla San Juan Bosco (brinda servicios litúrgicos con una gran afluencia de familias y niños que acuden a la catequesis). Estas instituciones en su conjunto dan vida a un centro integrador de la comunidad local, siendo un espacio de diversos destinatarios (migrantes, niños y niñas, jóvenes, familias) que ofrece la oportunidad de actualizar la misión salesiana, dando respuestas a las necesidades sociales. Para llevar adelante estas instituciones de la grande obra social los salesianos van trabajando con acuerdos de colaboración con diversas instituciones de organizaciones civiles, gubernamentales y creando convenios con agencias de la ONU (ACNUR, OIM, UNICEF); también con gran apertura y flexibilidad se colabora con otras instituciones que dan respaldo y apoyo en temas de salud y de educación.


El Desayunador Salesiano, es una obra de ayuda social que da vida a dos instituciones

(desayunador y albergue para varones migrantes) que a su vez presta a los destinatarios una variedad grande de servicios. Esta Obra Salesiana está ubicada en la zona centro – norte de la ciudad de Tijuana. Sus inicios los ubicamos en el año de 1999 pero, antes de este año se ofrecían ya algunos “tacos” en las instalaciones de las oficinas del proyecto salesiano. Va desarrollándose y evolucionando este servicio de dar de comer a los pobres y migrantes que deambulaban en la ciudad, y en los años 2007-2008 se establece con locales propios para esta actividad en el lugar que actualmente funciona. Lo que se hace en este lugar es dar atención a población vulnerable migrantes (deportados/repatriados, extranjeros del centro y sur de México) personas sin hogar, adultos mayores, familias pobres o extrema pobreza, hombres, mujeres y niños que tengan hambre.


Entre la variedad de servicios que se ofrecen están: desayunos (entre 900 y 1200 diarios), llamadas telefónicas al extranjero (25 por día), duchas (hasta 150 por día, tres veces por semana), corte de pelo, entrega de despensas a familias pobres (3-5 por día), ofrecimiento del cambio de ropa (hasta 150 por día, tres veces por semana), atención médica (40-60 por día), asesoría jurídica (8-20 por día) en temas migratorios, atención psicológica, apoyo y sostenimiento emocional, talleres de prevención para la violencia contra la mujer, talleres (arte gráfico, mosaico bizantino, alebrijes y piñatas, taller de radio, etc.), bolsa de trabajo formal e informal, vinculación con centros de rehabilitación. La actividad del Desayunador y albergue se sostiene con la ayuda del voluntariado cotidiano (local, nacional e internacional) de diversas formas o periodos, desarrollando una grande apertura para la colaboración inter-institucional.


El compromiso salesiano en este gran Proyecto Salesiano Tijuana se hace muy necesario porque la ciudad sigue creciendo, sigue siendo la ciudad fronteriza con mayor número de personas en movilidad y en situación de migración; hablar de Tijuana como frontera es hablar de la frontera terrestre más cruzada del mundo. Se trata del paso de más de 20 millones de vehículos y más de 60 millones de personas en un año que entran a Estados Unidos a través de este confín. La migración sigue siendo un problema de gran actualidad. En esta ciudad fronteriza, con tantos migrantes, hay problemas con la trata de personas, con la involucración en el mundo de la venta y consumo de drogas. La ciudad de Tijuana sigue ofreciendo anche grandes oportunidades de realización de sueños, con una grande oferta de empleos, pero también sigue siendo una ciudad con mucha criminalidad, una de las más violentas del país.


Sin duda, los migrantes, los niños, los jóvenes y las familias esperan del Proyecto Salesiano Tijuana una ayuda y una esperanza en la construcción de su futuro, la misión salesiana en Tijuana sigue siendo un lugar donde dar vida a los sueños de Don Bosco y a la realización del Carisma de la Familia Salesiana.

La presencia salesiana de Tijuana la pueden seguir también por medio de sus redes sociales.

Don Agustín NOVOA LEYVA, sdb director Casa Salesiana Tijuana, México

FOTONOTICIA

PUBLICACIONES RECIENTES
bottom of page